27 feb. 2010

(No) escapar.

Hay días en los cuales solo quiero sin culpas, ni permisos, lejos y sin destino previo.
Soy de hacerlo con las preguntas para evitar respuestas (in)seguras, confusas. Lo más probable es que después no sepa que responder.
Escapo con intención e intencionalmente. No es lo mismo.
De (por) la soledad, totalmente fácil.
También de la realidad para a veces escabullirme en la fantasía.
(Ya no) escapo mas antes si de los sueños y deseos porque los creía imposibles. Seguramente tarde o temprano llegué a cumplirlos.
Se torno difícil hacerlo con los recuerdos. A pesar de que hay que aprender a no atarse al pasado.
Escapar, evadir, huir... Palabras tan faciles.
Es tan difícil de lograr.
De verdad, aunque lo propongamos, tan fácil no nos resultaría.
Hay noches en las cuales solo quiero embarcarme en otra parte. Con mis sentimientos, pensamientos, deseos, ilusiones, sueños.
Mientras lo intento...









en el fondo no quisiera hacerlo.

25 feb. 2010

Por vos.

Solo se trata de mirarte a los ojos y dejarme llevar.
E intentar dejar todo sólo por mirarte.
Solo se trata de dejarme llevar y dejar todo POR VOS.

24 feb. 2010

De repente...

De repente un día es mucho tiempo.
De repente deseo ir a buscarte. Y con todas las ganas encontrarte.
De repente ansío que aparezcas entre la multitud, reconocerte e ir a abrazarte para siempre. Con (sin) palabras de por medio. Con una promesa: No irme de tu lado.
Tener la extraña sensación de estar con vos, de tomarte de la mano. Y sentir el calor de tus labios sobre mi. Y dejarme llevar y no abrir los ojos.
Tener ganas de cerrártelos, hacer que sientas mi boca en algún lugar. Tal vez en tu mirada, sobre tus párpados. Y sentir que estamos en otro mundo. (Tenía tantos pensamientos en la cabeza, tantos sentimientos en el corazón, tanto de todo, tanto de vos).
Y hacernos ... felices, tal vez. Sentirnos como si nunca hubieramos sentido nada.
Querer sentir el calor en tus ojos e ir bajando con los labios. Abriéndolos poco a poco. Dejando que tu sexo me cautive y me lleve. Y respirando, tener un aire compartido que nos llenara a ambos.
¿Te faltaría el aliento si te besara sorpresivamente? Entrar entre tus labios lentamente. Tocándote con las yemas de los dedos tu sexo y tu calor.
Apasionarte, sin más, sin que surja más nada. O tal vez muy poco.
No querer que te calles, al menos dejarte emitir algún sonido, ¿cómo sabre sino que te gusta?
Algo (todo) en vos me apasiona. Me motivas a fijar la mirada y así encontrarme(nos).
Explorarte en tu mirada. Querer apoyar mi ser. Lentamente.
El impulso de hacer contacto con (en) vos.
Besarte, mimarte, acariciarte, tocarte en si. Y recordarnos como ahora, había empezado a olvidar lo que sentíamos.
No voy a mentirte, me encantás y no poco, ni mucho, me encantás completamente.
No puedo no pensarte, es que tenés algo que me completa, que me inunda.
Quiero reír, llorar, gritar, sentir.
Quiero buscarte, encontrarte, sentirte, explorarte.
Y como si fuera poco de una manera casual (porque si no sabes, quiero causarte un efecto).
Y más tarde... quiero detener las horas y más tarde anhelo que transcurran de prisa para volver a verte, para volver a sentirte.

Quisiera volver a ser una niña.

Para no cargar con responsabilidades.
Para creer en el poder de la sonrisa, del abrazo, del apretón de manos, de la palabra dulce, de la verdad, de la justicia, de la paz, los sueños, de la imaginación.
Para reír, saltar, correr, gritar, para llorar sin conocer la tristeza.
Que el mundo que invento en mis juegos exista.
Quiero regresar a los tiempos donde la vida era simple. Cuando todo lo que sabía eran colores, tablas de sumar y cuentos de hadas: y eso no me molestaba, porque no sabía que no sabía y no me preocupaba por no saber. Con todo lo que sabía era feliz, porque no sabía las cosas que preocupan y molestan. Para vivir simple nuevamente y adorar las cosas simples de la vida.
Caminaría de nuevo en la playa pensando solo en la arena entre los dedos de mis pies.
Pasaría mis tardes subiendo árboles y montando en mi bicicleta hasta llegar al parque.
Para pensar que todo es posible.
Recuerdo cuando era inocente y pensaba que todo el mundo era feliz porque yo lo era.
¡Que daría por volver a ser una niña!

22 feb. 2010

ODIO

Odio cometer errores ortográficos -.-'

Ella es tal como se muestra

Ella siempre sufrió cambios. Obviamente que el fisico cambia constantemente. Y es lo que más se hace notar. Pero cuando tenemos que hablar de los cambios psiquicamente, ella dice ser la misma. Y también vale destacar que no siempre se mostro tal como es. Solamente con los que más integran su vida. Pero se canso de eso y decidio mostrarse tal como es.
Ella es muy simple mas hablando de sentimientos es la más complicada. Siempre se pregunta el por qué, el qué, el cómo, el dónde, el quién y esos miles de interrogantes que generalmente no buscan respuesta. Pero porque se complica con cada duda emocional y se debilita cuando no siente nada o muy poquito. Ella sigue sin saber el porque.
Es irracional y raramente le molesta. Piensa tanto con su corazón que no se da cuenta hasta que dice sentir un preinfarto al que no estaba preparada. No le importa mucho su mente. Pero alguna vez sabe que sera todo lo contrario.
Es romántica, pasionalmente intensa y muy usualmente es temerosa. Pero cuando surge el temor no hay nadie que pueda sacarselo. Simplemente ella.
También es tan enamoradiza; se está enamorando tan fuertemente que siente un desgarro en su vida.
Le apasiona esa artista creativa de su interior.
Es atenta con los que realmente le importan. Además de ser compañera y muy dedicada con todos. Es simpática y arisca. Muy fría pero completamente demostrativa.
Es raramente ciclotímica emocionalmente. Es culpablemente sensible. Le molesta sentirse ahogada con su sencillo lloriqueo fácil. No sabe ser fuerte pero se sabe proteger. Es dura y difícil.
Es muy predecible. Todos pueden saber como reaccionara ante un golpe. Lo que no saben es como sale de eso. Casi nunca pide ayuda porque no le gusta, más bien si lo hace, es tacitamente. No le gusta dar lastima y que le tengan compasión por cosas insignificantes.
Es basicamente clásica e insegura. Pero no se da por vencida.
Es exageradamente cursi. Es tan dulce que cansa, le encanta ser espóntanea, insaciable y totalmente sentimental. Y se atreve a todo por la persona que ama y por los demás. Es una mujer soñadora. Tanto que resulta delirante.
Le encanta complacer pero es muy determinante...le da una vergüenza que dice no tener límites. Y a la vez es muy detallista. Y hay muchas cosas que la intimidan. Es discreta pidiendo lo que quiere pero es rápida cuando lo quiere ya. Ella sabe como y cuando está decidida lo dice todo. Aunque también es confusa y esotérica.
Es curiosa, demasiado para su gusto. Y solamente le dara el gusto cuando vea que no puede hacer nada.
Es irritablemente perfeccionista. Y si, caprichosa.
Es completamente responsable con todo lo que hace. Además de ordenada, organizada y obsesionadamente limpia.
Muy perseverante sabiendo que nada se logra fácilmente. Le gusta mostrar que lo hizo con esfuerzo pero a la vez sabe que puede conseguirlo todo fácilmente si no se complica de más. Pero si lo hace, le asusta mostrar que no sabe que hacer. No quiere parecer ni ser vulnerablemente sumisa a los hechos.
Ama los problemas y los resuelve practicamente.
Es melancolicamente nostalgica tanto que resulta ser rencorosa. Pero si es momentaneamente moderna. Que resulta ser natural.
Es dramaticamente inestable. Y también irónica.
Inusualmente despreocupada.
Es necia porque no aprende de sus experiencias, ¡ama ser terca!
Ella le encanta sentirse libre cuando habla de todo lo que piensa y lo que siente pero se ataca fácilmente cuando no sabe lo que los demás quieren y piensan.
Es dual. Puede pasar de extrovertida a introvertida en instantes.
Se define como sutilmente indiferente. Pero bien que le gusta hablar, indagar, incomodar para saber todo de la otra persona.
Quiere todo, quiere nada. Lo que ya sabe también es que nunca espera nada de los demás. No es que no confie, espera que la sorprendan... Por eso, le gusta sorprenderse. De todo y de todos. A pesar de que llega a odiar las peores sorpresas.
No le preguntes el porque a cosas que no le encuentra lógica y tampoco le preguntes porque siente eso.
Es impaciente y a la vez impuntual, ¿quién la entiende?
Loca conciente dice ser. Una explicación lógica no tiene.
Es imperfectamente compleja. Y ya se siente capaz de mostrarse tal como es. Sin embargo admite que no tiene mucho para que vean.
No le importa ser esa típica chica común porque sabe que no lo es pero que igual le gusta percibirlo.
A ella le gusta salir de la normal.
Ella es (in)tóxica.
Ella soy yo.

20 feb. 2010

Deseo

Un lugar más profundo en mi mente.
Un lugar de observadora en mi corazón.
Un lugar en mis recuerdos. Aunque no sé en que lugar exactamente, quiero un espacio para mí.
A veces necesito de esa soledad en la que todo encuentro, menos a mí misma.
A veces necesito de esa compañía en la que busco y encuentro todo.
Deseo lo que no tengo.
Deseo lo que no sé si podré tener.
Deseo el mundo entero y a la vez deseo la nada infinita.
Deseo todo lo que quiero. Y lo tengo.
Un puñal de ilusiones verdaderas y de sueños que pueda lograr.
Un poco de sonrisas para no decir nada, por encuentros casuales.
Destinos inevitables, inequívocos, molestos, inmemoriales.
Deseo una voz llena de vida.
Sentirme atrapada en el azar desenfrenado.
Deseo un encierro con esperanza para poder salir, una cadena astral.
Paz sin previo conflicto.
Deseo un alma encadenada.
Un banco solitario.
Un cielo sin pintar.
Amor cautivo en una sola mirada, en un solo cuerpo.
Un amor por comenzar y el inconfundible olor de su piel.
El sabor de sus labios.
Escuchar lo que no escuché.
Explorar, recorrer las almas.
Ir sin haberme ido.
Venir sin conciencia del lugar de donde fui.
Deseo que cada noche al soñar anuncie una espera, el receso del final.

19 feb. 2010

Mi vida: Dos mundos diferentes.

La fantasía, la realidad.
Un verdadero abismo.
Dos caminos diferentes que te tiran de un lado y para el otro.
Me encantaría crear un puente que una fantasía y realidad, porque deseo llegar algún día a un punto intermedio.
Creer que a veces es mejor no distinguir lo real e irreal.
Mis mundos están llenos de seguridades e inseguridades.
De cosas que quisiera tener cerca y que ahora no voy a poder.
Por mi mundo irreal vuelan miles de cosas, pensamientos, ilusiones, visiones, sueños, tristezas, alegrías en mi corazón.
En el mundo en el que vivo, me rodean mis pensamientos, decisiones difíciles de tomar, mis metas a seguir, y un camino que avanzar.
A veces siento que no vivo en ninguno de los dos, que no siento, o tal vez, vivo y siento demasiado. Querer sentir esas ganas de vivir con límites capaces de cumplir. Vivir lo que siento constantemente.
Busco escapar de la realidad, soy tan flexible, que a veces no me puedo adaptar. Por lo tanto, la fantasía es un modo frecuente de enfrentarme a ella. Mis cambios bruscos para ver las visiones de mi mundo, del blanco al negro, del amor al odio (o viceversa, no importa el orden, pero nunca en una posición neutral). Por eso, la transición es complicada. ¡Cómo eliminar de mi vida la capacidad para discernir lo que es real de lo que es irreal! Sin embargo, siempre termino por darme cuenta de que divago y que permisiblemente me gusta engañarme atentando en contra de mis propios pensamientos. Y desde esa vez, llego a sentirme desorientada, sin encontrar un rumbo exacto, ni a donde ir, pero es por instantes, porque no estoy preparada para el cambio, por no querer ver la realidad, sentir la sensación de irrealidad permanente.
Dentro de mis más extraños momentos, a veces pienso que me adelanto a las cosas. Que no les doy suficiente tiempo para que se desarrollen. Pero, hay veces que se complican naturalmente, que no intervengo para complicarlas. Repitiendo situaciones ya vividas sabiendo que atentan contra mi deseo. Por alguna razón, no puedo evitarlo y sigo adelante dispuesta a minar el camino con obstáculos, no sé porque lo hago, será porque tengo miedo a cumplir algún que otro deseo. Pero no tengo miedo, hago lo que puedo, puedo un poco más. No tengo (hay) acuerdos para toda la vida.
A veces me gusta pensar sin usar la cabeza, pero es difícil. Las ganas de observar sin molestar a nadie, de escuchar sin interrumpir.
Hay personas que quiero recordar y personas que no quisiera que estén en mi mente por el solo hecho de querer reír antes de llorar. Personas que busco, que no encontraré más. Personas que esperar, que cambien no por mí, sino por ellos mismos.
Creatividad, inspiración.
Sueños, ilusiones, fantasías, locuras, deseos, búsquedas, recuerdos, dolores, sufrimientos, tristezas, penas, lágrimas, esperanzas, alegrías, risas, felicidad, sonidos, ruidos, voces, gritos, canciones, amores, desamores, promesas, obsesiones, celos, confusiones, desconfianza, distancia, fisuras, besos, abrazos, consuelo, ausencia, lejanía, inocencia, descubrimiento, vacíos, todo, nada, secretos, decisiones, cambios, promesas, confianza, seguridad.
Exclamaciones, interrogaciones, objetivos. Efectos, causas, consecuencias, y un sin fin de cosas que son las que hacen que mis mundos se revolucionen.