20 feb. 2010

Deseo

Un lugar más profundo en mi mente.
Un lugar de observadora en mi corazón.
Un lugar en mis recuerdos. Aunque no sé en que lugar exactamente, quiero un espacio para mí.
A veces necesito de esa soledad en la que todo encuentro, menos a mí misma.
A veces necesito de esa compañía en la que busco y encuentro todo.
Deseo lo que no tengo.
Deseo lo que no sé si podré tener.
Deseo el mundo entero y a la vez deseo la nada infinita.
Deseo todo lo que quiero. Y lo tengo.
Un puñal de ilusiones verdaderas y de sueños que pueda lograr.
Un poco de sonrisas para no decir nada, por encuentros casuales.
Destinos inevitables, inequívocos, molestos, inmemoriales.
Deseo una voz llena de vida.
Sentirme atrapada en el azar desenfrenado.
Deseo un encierro con esperanza para poder salir, una cadena astral.
Paz sin previo conflicto.
Deseo un alma encadenada.
Un banco solitario.
Un cielo sin pintar.
Amor cautivo en una sola mirada, en un solo cuerpo.
Un amor por comenzar y el inconfundible olor de su piel.
El sabor de sus labios.
Escuchar lo que no escuché.
Explorar, recorrer las almas.
Ir sin haberme ido.
Venir sin conciencia del lugar de donde fui.
Deseo que cada noche al soñar anuncie una espera, el receso del final.

1 comentario:

  1. Estadistica mente podría decir que nunca me comentan, y menos, alguien que no conozco. Me llena de alegría este lunes al revisar mi mail y ver tu mensaje. Gracias por seguirme y gracias por leerme. Te agradezco mucho. A mi también me comenzó a gustar lo que escribes. Me gusta el de Mi vida: Dos mundos diferentes... encuentro empatía en el texto. sigue así... :d un beso.

    ResponderEliminar