10 mar. 2010

El camino de la vida.

Quizás mi vida es un laberinto con mil caminos cerrados para una sola meta. A pesar de que las metas las voy construyendo a medida que hago mi vida.
Usualmente mi camino se vio impulsado a elegir entre dos opciones muy diferentes entre si.
Para algunos puede ser el primero, para otros no llega siquiera a ser el último.
Y en este laberinto sin una gran salida aparente, estoy yo, buscando la salida por el simple hecho de que me siento encerrada (no soy claustrofobica pero no me gusta estar mucho tiempo en un lugar).
Siempre inquiero más de lo que tengo y quiero. La risa, la alegría, la emoción, el amor, el deseo, la pasión, la amistad, la confianza, la seguridad, el final de una promesa, el inicio de algo para siempre.
Aunque generalmente soy de alejarme de todo. Porque simplemente me gusta investigar que hay en otro lugar. Todos tienen un mismo fin: seguir mi vida, mis metas, mis propósitos.
Porque se puede saber como nos sentimos por dentro. Porque en lugar de estar recorriendo un camino sin un fin, aún sin saber que cada objetivo es un paso más.
Estoy sintiendo amor con todo mi ser, haciendo cosas que valgan la pena, dejar otras, encontrar lo que cada uno desea.
¿Qué puedo encontrar en una búsqueda no deseada pero que si es necesaria?
Mis ojos profundos quieren ver el más allá.
Creyendo encontrar el camino justo, probablemente el camino inequívoco y descubrir de pronto que no es el mío, que no es el que quiero, ¡¿QUÉ HAGO?!, ¿podré volver e intentar otra vez? Comprendiendo que todo es producto de un juego sin fin. Y que puedo arriesgar un nuevo intento en cada camino fallido.
Caminos nuevos que pueden llegar a ser lo más dulce transitado. Otros con agrios tormentosos finales.
Porque a veces me siento entre dos caminos que me tiran y yo en el medio sin saber que hacer.
Porque hace mucho que empecé y no quiero detenerme. No importa donde me lleve, ni que es lo que encuentre.
Porque si me detengo, solo encontraré a quienes buscan salida y están perdidos.

4 comentarios:

  1. Cualquier camino será el correcto. Siempre y cuando seas tú la que lo elijas...

    Besos!

    ResponderEliminar
  2. siempre podemos volver a intentarlo,
    por eso tenemos la capacidad de elegir,
    sobre todo si se hace de corazón :-)

    ResponderEliminar
  3. "Porque si me detengo, solo encontraré a quienes buscan salida y están perdidos."

    una gran verdad

    ResponderEliminar
  4. Hay amiga miaaa(L)
    te he exxtrañaadoooo muchooo!
    ayer rendí el útimo final y por suerte aprobé los tres en los que me anoté:)
    Ya vamos a hablar bien!!

    Te quiero!

    ResponderEliminar